Vigésimo Noveno Domingo de Tiempo Ordinario

10/17/2021


Salmos Responsoriales





Antífona de la Entrada

Yo te invoco porque tú me respondes, Dios mío; atiéndeme y escucha mis palabras. Cuídame como a la niña de tus ojos y cúbreme bajo la sombra de tus alas. (Salmo 16, 6. 8)



Primera Lectura

Isaías 53, 10-11

El Señor quiso triturar a su siervo con el sufrimiento.

Cuando entregue su vida como expiación,
verá a sus descendientes, prolongará sus años
y por medio de él prosperarán los designios del Señor.

Por las fatigas de su alma,
verá la luz y se saciará;
con sus sufrimientos justificará mi siervo a muchos,
cargando con los crímenes de ellos.



Salmo Responsorial

Salmo 32, 4-5. 18-19. 20. 22

Respuesta:

Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros, como lo esperamos de tí.

Estrofa 1:

La palabra del Señor es sincera
   y todas sus acciones son leales;
   él ama la justicia y el derecho,
   y su misericordia llena la tierra.


Estrofa 2:

Los ojos del Señor están puestos en sus fieles,
   en los que esperan en su misericordia,
   para librar sus vidas de la muerte
   y reanimarlos en tiempo de hambre.


Estrofa 3:

Nosotros aguardamos al Señor:
   él es nuestro auxilio y nuestro escudo.
Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros,
   como lo esperamos de ti.



Segunda Lectura

Hebreos 4, 14-16

Hermanos:
Puesto que Jesús, el Hijo de Dios,
es nuestro sumo sacerdote, que ha entrado en el cielo,
mantengamos firme la profesión de nuestra fe.
En efecto, no tenemos un sumo sacerdote
que no sea capaz de compadecerse de nuestros sufrimientos,
puesto que él mismo ha pasado por las mismas pruebas que nosotros,
excepto el pecado.

Acerquémonos, por tanto, con plena confianza al trono de la gracia,
para recibir misericordia, hallar la gracia y obtener ayuda en el momento oportuno.



Aclamación antes del Evangelio

Marcos 10, 45

El Hijo del Hombre vino para servir
   y dar su vida por los hombres.



Evangelio

Marcos 10, 35-45

En aquel tiempo,
se acercaron a Jesús Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo, y le dijeron: “Maestro, queremos que nos concedas lo que vamos a pedirte”.
Él les dijo: “¿Qué es lo que desean?”
Le respondieron: “Concede que nos sentemos uno a tu derecha y otro a tu izquierda, cuando estés en tu gloria”.
Jesús les replicó: “No saben lo que piden.
¿Podrán pasar la prueba que yo voy a pasar
y recibir el bautismo con que seré bautizado?”
Le respondieron: “Sí podemos”.
Y Jesús les dijo: “Ciertamente pasarán la prueba que yo voy a pasar
y recibirán el bautismo con que yo seré bautizado;
pero eso de sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo;
eso es para quienes está reservado”.

Cuando los otros diez apóstoles oyeron esto,
se indignaron contra Santiago y Juan.
Jesús reunió (entonces) a los Doce (apóstoles) y les dijo:
“Ya saben que los jefes de las naciones las gobiernan como si fueran sus dueños y los poderosos las oprimen.
Pero no debe ser así entre ustedes.
Al contrario: el que quiera ser grande entre ustedes, que sea su servidor,
y el que quiera ser el primero, que sea el esclavo de todos,
así como el Hijo del hombre, que no ha venido a que lo sirvan,
sino a servir y a dar su vida por la redención de todos”.



Evangelio (Forma más corta)

Marcos 10, 42-45

En aquel tiempo,
Jesús reunió (entonces) a los Doce (apóstoles) y les dijo:
“Ya saben que los jefes de las naciones las gobiernan como si fueran sus dueños y los poderosos las oprimen.
Pero no debe ser así entre ustedes.
Al contrario: el que quiera ser grande entre ustedes, que sea su servidor,
y el que quiera ser el primero, que sea el esclavo de todos,
así como el Hijo del hombre, que no ha venido a que lo sirvan,
sino a servir y a dar su vida por la redención de todos.



Antífona de la Comunón

Los ojos del Señor están puestos en sus hijos, en los que esperan en su misericordia, para librarlos de la muerte y reanimarlos en tiempo de hambre. (Salmo 32, 18.19)

O bien:

El Hijo del hombre ha venido a dar su vida como rescate por la humanidad, dice el Señor. (Marcos 10, 45)





© 1999 Comisión Episcopal de Pastoral Litúrgica Derechos reservados a favor de OBRA NACIONAL DE LA BUENA PRENSA, A.C. Apartado M-2181. 06000 México, D.F. Orozco y Berra 180. Santa Mariá la Ribera.

© 1970 Comisión Episcopal Española de Liturgia

© 1972 SOBICAIN. Derechos reservados.




Recomendaciones de Canto


Here I Am, Lord

Rebecca De La Torre