Quince Domingo del Tiempo Ordinario: Antífona de la Comunión 1

Salmo 83, 4.5

Dichosos los que se acercan a tu altar, Señor. Dichosos los que viven en tu casa y pueden alabarte siempre, Rey mío y Dios mío. (Salmo 83, 4.5)