Décimoquinto Domingo de Tiempo Ordinario Año C: Salmo Responsorial

Salmo 68, 14 y 17. 30-31. 36ab y 37

Busquen al Señor, y vivirán sus corazones.

Verse 1:

Mi oración se dirige a ti,
   Dios mío, el día de tu favor;
   que me escuche tu gran bondad,
   que tu fidelidad me ayude.
Respóndeme, Señor, con la bondad de tu gracia,
   por tu gran compasión vuélvete hacia mí.

Verse 2:

Yo soy un pobre malherido,
   Dios mío, tu salvación me levante.
Alabaré el nombre de Dios con cantos,
   proclamaré su grandeza con acción de gracias.

Verse 3:

El Señor salvará a Sión,
   reconstruirá las ciudades de Judá.
La estirpe de sus siervos la heredará,
   los que aman su nombre vivirán en ella.