Vigésimo Primer Domingo del Tiempo Ordinario: Salmo Responsorial

Salmo 116, 1. 2

Vayan por el mundo entero y prediquen el Evangelio.
O bien:
Aleluya.

Verse 1:

Alaben al Señor todas las naciones,
   aclámenlo, todos los pueblos.

Verse 2:

Firme es su misericordia con nosotros,
   su fidelidad dura por siempre.