Vigésimo Tercer Domingo del Tiempo Ordinario: Antífona de la Comunión 1

Salmo 41, 2.3

Como la cierva busca el agua de los ríos, así, sedienta, mi alma te busca a ti, Dios mío. (Salmo 41, 2.3)