Vigésimo Tercer Domingo del Tiempo Ordinario: Antífona de la Entrada

Salmo 118, 137.124

Eres justo, Señor, y rectos son tus mandamientos. Muéstrate bondadoso conmigo y ayúdame a cumplir tu voluntad. (Salmo 118, 137.124)