Vigésimo Séptimo Domingo del Tiempo Ordinario: Antífona de la Comunión

Lamentaciones 3, 25

Bueno es el Señor con los que en él confían, con aquellos que no cesan de buscarlo. (Lamentaciones 3, 25)