Vigésimo Octavo Domingo del Tiempo Ordinario: Antífona de la Comunión

Salmo 33, 11

Los que buscan riquezas, sufren pobreza y hambre; los que buscan al Señor, no carecen de nada. (Salmo 33, 11)