El Segundo Domingo de Cuaresma: Aclamación antes del Evangelio

Mateo 17, 5

En el esplendor de la nube se oyó la voz del Padre:
   ‘‘Éste es mi Hijo, el Amado; a él han de escuchar”.