Trigésimo Primer Domingo del Tiempo Ordinario: Antífona de la Comunión 2

Efesios 5, 2

Cristo nos amó y se entregró a la muerte por nosotros, como ofrenda y víctima agradable a Dios. (Efesios 5, 2)