Trigésimo Primer Domingo del Tiempo Ordinario: Antífona de la Entrada

Salmo 37, 22-23

No me abandones, Señor, Dios mío,
no te alejes de mí
Ven de prisa a socorrerme,
Señor mío, mi salvador.
(Salmo 37, 22-23)

Verse 1:

Señor, no me corrijas con ira,
no me castigues con cólera.
(Salmo 37, 2)

Verse 2:

Siento palpitar mi corazón, me abandonan las fuerzas,
y me falta hasta la luz de los ojos.
(Salmo 37, 11)

Verse 3:

En ti, Señor, espero,
y tú me escucharás, Señor, Dios mío.
(Salmo 37, 16)

Verse 4:

Gloria al Padre y al Hijo
y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.
(Gloria Patri)



Related Songs


Antífona de Entrada – 31er Domingo del Tiempo Ordinario (Modo IV, De La Torre)

Marcela de Maria