Vigésimo Primer Día del Tiempo Ordinario C: Salmo Responsorial

Salmo 144, 1-2. 8-9. 10-11. 13cd-14

Bendeciré tu nombre por siempre jamás, Dios mío, mi Rey.

Verse 1:

Te ensalzaré, Dios mío, mi Rey,
   bendeciré tu nombre por siempre jamás.
Día tras día te bendeciré,
   y alabaré tu nombre por siempre jamás.

Verse 2:

El Señor es clemente y misericordioso,
   lento a la cólera y rico en piedad,
   el Señor es bueno con todos,
   es cariñoso con todas sus criaturas.

Verse 3:

Que todas tus criaturas te den gracias, Señor,
   que te bendigan tus fieles;
   que proclamen la gloria de tu reinado,
   que hablen de tus hazañas.

Verse 4:

El Señor es fiel a sus palabras,
   bondadoso en todas sus acciones.
El Señor sostiene a los que van a caer,
   endereza a los que ya se doblan.