Séptimo Domingo de Tiempo Ordinario: Antífona de la Comunión

Salmo 9, 2.3

Proclamaré, Señor, todas tus maravillas y me alegraré en ti y entonaré salmos a tu nombre, Dios Altísimo. (Salmo 9, 2.3)