El Santísimo Cuerpo y la Sangre de Cristo (Corpus Christi), Año C: Evangelio

Lucas 9, 11-17

En aquel tiempo,
Jesús habló del Reino de Dios a la multitud y curó a los enfermos.

Cuando caía la tarde,
los doce apóstoles se acercaron a decirle:
“Despide a la gente para que vayan a los pueblos y caseríos a buscar alojamiento y comida,
porque aquí estamos en un lugar solitario”.
Él les contestó: “Denles ustedes de comer”.
Pero ellos le replicaron: “No tenemos más que cinco panes y dos pescados;
a no ser que vayamos nosotros mismos a comprar víveres para toda esta gente”.
Eran como cinco mil varones.

Entonces Jesús dijo a sus discípulos:
“Hagan que se sienten en grupos como de cincuenta”.
Así lo hicieron, y todos se sentaron.
Después Jesús tomó en sus manos los cinco panes y los dos pescados,
y levantando su mirada al cielo,
pronunció sobre ellos una oración de acción de gracias,
los partió y los fue dando a los discípulos,
para que ellos los distribuyeran entre la gente.

Comieron todos y se saciaron,
y de lo que sobró se llenaron doce canastos.