Podcast: 20º Domingo del Tiempo Ordinario, Año C

Este fin de semana celebramos el vigésimo domingo del tiempo ordinario, ciclo C. Varias de las lecturas de esta solemnidad nos animan a acudir al Señor cuando nos enfrentamos a momentos difíciles, porque el Señor es misericordioso al responder a nuestra llamada.

Salmo 39:
Señor, date prisa en socorrerme.

Antífona de Comunión:
Con el Señor viene la misericordia
y la abundancia de su redención.
(Salmo 129, 7)

Canciones Destacadas

Salmo 39: Date Prisa en Socorrerme (Rebecca De La Torre)
https://themodernpsalmist.com/songs/salmo-39-date-prisa-en-socorrerme/

Antífona de Comunión: 129, 7 (Rebecca De La Torre)
https://themodernpsalmist.com/songs/antifona-de-comunion-20th-ot/

“Señor, ten piedad” (Jacques Berthier)
Words and Music – ©Ateliers et Presses de Taizé, 71250 Taizé, France. Performed with permission under ONE LICENSE #M-401427. All rights reserved.
https://themodernpsalmist.com/songs/senor-ten-piedad-taize/


Featured Songs




Podcast Transcript

Hola y bienvenidos al Podcast del Salmista Moderno. Soy Rebecca De La Torre.

Este fin de semana celebramos el vigésimo domingo del tiempo ordinario, ciclo C. Varias de las lecturas de esta solemnidad nos animan a acudir al Señor cuando nos enfrentamos a momentos difíciles, porque el Señor es misericordioso al responder a nuestra llamada.

El salmo de hoy, atribuido al rey David, es del capítulo 39. La respuesta suplica:

“Señor, date prisa en socorrerme.”

Una cosa que me encanta de los salmos es que, en los 150, se expresa toda la gama de emociones humanas. Muchas veces me he encontrado trabajando en una composición musical para un salmo cuya letra expresa con gran detalle mi estado emocional actual.

Estoy segura de que ese fue el caso de Jeremías, cuando fue arrojado al pozo, como se cuenta en la primera lectura de este fin de semana, tomada del capítulo 38 de Jeremías. En el versículo 6, leemos:

“Entonces ellos tomaron a Jeremías y,
descolgándolo con cuerdas,
lo echaron en el pozo del príncipe Melquías,
situado en el patio de la prisión.
En el pozo no había agua, sino lodo,
y Jeremías quedó hundido en el lodo.”

Afortunadamente, al final de la lectura, en el versículo 10, el rey da permiso a los aliados de Jeremías a socorrerse, diciendo:

“saca del pozo a Jeremías, antes de que muera.”

Nuestro salmo de hoy parece algo que habría escrito Jeremías, aunque se atribuye al rey David, cuyo reinado fue unos 500 años antes de que naciera Jeremías.

Un verso nos dice que el Señor:

“escuchó mi grito.
Me levantó de la fosa fatal,
de la charca fangosa;”

Y otro verso dice:

“Yo soy pobre y desgraciado,
pero el Señor cuida de mí;
tú eres mi auxilio y mi liberación”

Eso es exactamente lo que experimentó Jeremías. Y esta es la belleza de los salmos –

*Todos* hemos experimentado el agobio y la desesperación del proverbial “pozo de destrucción”, como se expresa aquí en la letra y la música del “Salmo 39: Date Prisa en Socorrerme”

Salmo 39: Date Prisa en Socorrerme

La antífona de comunión de hoy también nos recuerda que el Señor es misericordioso y nos reducirá de nuestras iniquidades. Tomada del capítulo 129 del Salmo, versículo 7, leemos:

“Con el Señor viene la misericordia
y la abundancia de su redención.”

Antífona de Comunión – 20th OT (Salmo 129, 7)

Todas las almas que luchan día tras día por seguir a Cristo saben ciertamente lo que se siente al tener que esperar en el Señor.

Nos enfrentamos a las dificultades,
oramos por ayuda y liberación,
esperamos….

y a veces esperamos mucho tiempo.

Aunque el Señor nos promete la paz a lo largo del camino, éste sigue siendo un viaje, y necesitamos ser persistentes en nuestras oraciones al Señor para que intervenga de forma omnipotente. Una forma de oración que encuentro útil es la forma musical meditativa llamada Taizé. La mayoría de las oraciones de Taizé consisten en un estribillo sencillo y repetitivo (también llamado “ostinato”).

Uno de estos cantos, titulado “Señor, ten piedad”, de Jacques Berthier, de la comunidad de Taizé, encaja bien con las lecturas de este fin de semana. He aquí mi interpretación de esta canción hermosa, suplicante y muy orante.

Señor, Ten Piedad (Taïze)

Se trata de “Señor, ten piedad”, de Jacques Berthier, para el 20º domingo del tiempo ordinario, ciclo C.

Como siempre menciono, puedes encontrar los enlaces a las partituras y grabaciones de todas las canciones de este y cualquier otro episodio del podcast en las notas del programa o en ElSalmistaModerno.

Hasta la próxima, que tengas una feliz semana.