Podcast: 30º Domingo del Tiempo Ordinario, Año C

Este fin de semana celebramos el 30º domingo del tiempo ordinario, año C. Al igual que el domingo pasado, las lecturas de hoy nos recuerdan que el Señor es misericordioso con los que claman a él con corazón humilde.

El salmo de hoy resume realmente todas las lecturas en la propia respuesta. Tomado del capítulo 33, la respuesta es:

“Si el afligido invoca al Señor, él lo escucha.”

Como suele ocurrir, la antífona de comunión de hoy es casi como una respuesta al salmo. Mientras que el salmo proclama el cuidado eterno del Señor por los humildes, la antífona de comunión agradece a Dios su “ayuda salvadora”.

Tomada del capítulo 19 del Salmo, versículo 6, leemos:

“Nos alegraremos en tu victoria
y cantaremos alabanzas en el nombre de nuestro Dios.”

Canciones Destacadas

Salmo 33: Si el afligido invoca al Señor (Rebecca De La Torre)
https://themodernpsalmist.com/songs/salmo-33-si-el-afligido-invoca-al-sen%cc%83or-de-la-torre-30o-to-c/

Antífona de Comunión: Salmo 19, 6 (Rebecca De La Torre)
https://themodernpsalmist.com/songs/antifona-de-comunion-30o-to/

Desde lo hondo a ti grito (Rebecca De La Torre , SOUTHWELL William Daman [1579])
https://themodernpsalmist.com/songs/out-of-the-deep-i-call-spanish/


Featured Songs




Podcast Transcript

Hola y bienvenidos al Podcast del Salmista Moderno. Soy Rebecca De La Torre.

Este fin de semana celebramos el 30º (trigésimo) domingo del tiempo ordinario, año C. Al igual que el domingo pasado, las lecturas de hoy nos recuerdan que el Señor es misericordioso con los que claman a él con corazón humilde.

La primera lectura, tomada del libro de Eclesiastés capítulo 35, dice en el versículo 17:

“No desoye los gritos angustiosos del huérfano
ni las quejas insistentes de la viuda.”

Y en el versículo 21:

“La oración del humilde atraviesa las nubes,
y mientras él no obtiene lo que pide,”

El salmo de hoy resume realmente todas las lecturas en la propia respuesta. Tomado del capítulo 33, la respuesta es:

“Si el afligido invoca al Señor, él lo escucha.”

Y los versículos continúan relatando las muchas maneras en que el Señor ayuda a los corazones humildes que claman a él por misericordia.

Salmo 33: Si el afligido invoca al Señor (De La Torre) [30º TO C]

Como suele ocurrir, la antífona de comunión de hoy es casi como una respuesta al salmo. Mientras que el salmo proclama el cuidado eterno del Señor por los humildes, la antífona de comunión agradece a Dios su “ayuda salvadora”.

Tomada del capítulo 19 del Salmo, versículo 6, leemos:

“Nos alegraremos en tu victoria
y cantaremos alabanzas en el nombre de nuestro Dios.”

Antífona de Comunión – 30º TO (Salmo 19, 6)

En el evangelio de hoy, del capítulo 18 de Lucas, Jesús nos cuenta la parábola del fariseo y el publicano, para seguir mostrándonos cómo el Señor es siempre compasivo con los que le piden misericordia. Es una gran parábola porque nos enseña cómo *todos* debemos acercarnos al trono del Señor *cada* vez que oramos. No podemos fingir que lo tenemos todo controlado y que no necesitamos la misericordia de Dios.

Cuando Jesús cuenta la parábola, el fariseo está rezando en el templo y es muy altivo y engreído. En su equivocada piedad, critica y desprecia al resto de la humanidad, concretamente al recaudador de impuestos que ve rezar a distancia. El fariseo se atreve a comenzar su oración diciendo, en el versículo 11:

“Dios mío, te doy gracias porque no soy como los demás hombres”

Y sigue presumiendo de lo grande que es. Verdaderamente repugnante.

Pero el recaudador de impuestos era completamente diferente. Ni siquiera levantó la cabeza, sino que se golpeó el pecho y oró en el versículo 13:

“Dios mío, apiádate de mí, que soy un pecador”

Jesús deja claro en el versículo 14 que fue el publicano el que se fue a casa justificado ante Dios, y no el fariseo santurrón,

“porque todo el que se enaltece será humillado
y el que se humilla será enaltecido”

Esta parábola no sólo me parece instructiva, sino también alentadora.

Es instructiva porque me obliga a considerar mi propia vida de oración. ¿Me acerco al Señor con una actitud altiva o engreída? Sé que no siempre soy tan humilde como se supone que debo ser.

Y al mismo tiempo, también siento que tengo que seguir pidiendo perdón por las mismas cosas una y otra vez. Tal vez así se sentía el recaudador de impuestos. Tal vez, sobre todo en su profesión, le resultaba difícil seguir con constancia los decretos del Señor, y en su agotada desesperación ni siquiera podía levantar los ojos hacia el Señor en su oración.

Por eso, escuchar a Jesús decir que este publicano era el justificado tras su humilde grito de misericordia me anima a pensar que el Señor es continuamente paciente con nosotros. Incluso cuando siento que lo estoy agotando con mis repetidas ofensas, la misericordia del Señor es mucho más grande que mi pecado. Y así será con toda la humanidad.

El tema de clamar al Señor por misericordia se expresa tan bellamente en la canción “Out of the Deep I Call” de Sir Henry Williams Baker. Es un simple pero hermoso poema de 4 versos ajustado a la melodía titulada SOUTHWELL compuesta por William Daman en 1579.

También he compuesto mi propia letra en español, titulada “Desde lo hondo, a ti grito”, ya que me encanta poder enseñar estas antiguas melodías a mis coros en español también. Aquí está mi grabación en español de “Desde lo hondo, a ti grito”

Desde lo hondo a ti grito (Out of the Deep I Call)

Se trata de “Desde lo hondo, a ti grito”, o en inglés, “Out of the Deep I Call” por Sir Henry Williams Baker y William Daman, para el 30º domingo del tiempo ordinario, año C. Los enlaces a las partituras y las grabaciones, incluidas las versiones en español y bilingües, se pueden encontrar en ElSalmistaModerno.com y también en las notas del programa.

Gracias por escuchar el podcast del Salmista Moderno.

Que tengan una buena semana.

Subscribe To The Modern Psalmist Podcast

Be notified when the next podcast drops by receiving an email right to your inbox!

You have Successfully Subscribed!