Decimonoveno Domingo del Tiempo Ordinario: Evangelio (Forma más corta)

Lucas 12, 35-40

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos:
“Estén listos, con la túnica puesta y las lámparas encendidas.
Sean semejantes a los criados
que están esperando a que su señor regrese de la boda,
para abrirle en cuanto llegue y toque.
Dichosos aquellos a quienes su señor, al llegar, encuentre en vela.
Yo les aseguro que se recogerá la túnica,
los hará sentar a la mesa y él mismo les servirá.
Y si llega a medianoche o a la madrugada y los encuentra en vela,
dichosos ellos.

Fíjense en esto:
Si un padre de familia supiera a qué hora va a venir el ladrón,
estaría vigilando y no dejaría que se le metiera por un boquete en su casa.
Pues también ustedes estén preparados,
porque a la hora en que menos lo piensen vendrá
el Hijo del hombre”.