Vigésimo Séptimo Domingo del Tiempo Ordinario: Evangelio

Lucas 17, 5-19

En aquel tiempo,
los apóstoles dijeron al Señor:
“Auméntanos la fe”.
El Señor les contestó:
“Si tuvieran fe, aunque fuera tan pequeña como una semilla de mostaza, podrían decir a ese árbol frondoso:
`Arráncate de raíz y plántate en el mar’, y los obedecería.

¿Quién de ustedes, si tiene un siervo
que labra la tierra o pastorea los rebaños,
le dice cuando éste regresa del campo:
`Entra enseguida y ponte a comer’?
¿No le dirá más bien:
Prepárame de comer y disponte a servirme,
para que yo coma y beba;
después comerás y beberás tú’?
¿Tendrá acaso que mostrarse agradecido con el siervo,
porque éste cumplió con su obligación?

Así también ustedes,
cuando hayan cumplido todo lo que se les mandó, digan:
`No somos más que siervos,
sólo hemos hecho lo que teníamos que hacer’ “.