Scripture: Filipenses 3, 17 - 4, 1

Reading:

Hermanos:
Sean todos ustedes imitadores míos
y observen la conducta de aquellos que siguen el ejemplo
que les he dado a ustedes.
Porque, como muchas veces se lo he dicho a ustedes,
y ahora se lo repito llorando,
hay muchos que viven como enemigos de la cruz de Cristo.
Esos tales acabarán en la perdición,
porque su dios es el vientre,
se enorgullecen de lo que deberían avergonzarse
y sólo piensan en cosas de la tierra.
Nosotros, en cambio, somos ciudadanos del cielo,
de donde esperamos que venga nuestro salvador, Jesucristo.
Él transformará nuestro cuerpo miserable
en un cuerpo glorioso, semejante al suyo,
en virtud del poder que tiene para someter a su dominio todas las cosas. Hermanos míos, a quienes tanto quiero y extraño:
ustedes, hermanos míos amadísimos,
que son mi alegría y mi corona, manténganse fieles al Señor.