El Trigésimo Primer Domingo del Tiempo Ordinario, Año B: Salmo Responsorial

Salmo 17, 2-3a. 3bc-4. 47 y 51ab

Yo te amo, Señor, tú eres mi fortaleza.

Verse 1:

Yo te amo, Señor, tú eres mi fortaleza,
Señor, mi roca, mi alcázar, mi libertador.

Verse 2:

Dios mío, peña mía, refugio mío, escudo mío,
mi fuerza salvadora, mi baluarte.
Invoco al Señor de mi alabanza
y quedo libre de mis enemigos.

Verse 3:

Viva el Señor, bendita sea mi Roca,
sea ensalzado mi Dios y Salvador.
Tú diste gran victoria a tu rey,
tuviste misericordia de tu Ungido.