Quinto Domingo de Cuaresma: Antífona de la Comunión

Juan 11,26

Cuando se lee el Evangelio de Lázaro:

El que está vivo y cree en mí,
dice el Señor, no morirá para siempre.
(Juan 11,26)

Verse 1:

Bendigo al Señor en todo momento,
su alabanza está siempre en mi boca;
mi alma se gloría en el Señor:
que los humildes lo escuchen y se alegren.
(Salmo 33,2.3)

Verse 2:

Proclamad conmigo la grandeza del Señor,
ensalcemos juntos su nombre.
Yo consulté al Señor, y me respondió,
me libró de todas mis ansias.
(Salmo 33,4.5)

Verse 3:

Gustad y ved qué bueno es el Señor,
dichoso el que se acoge a él.
(Salmo 33,9)

Verse 4:

Gloria al Padre y al Hijo
y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.
(Gloria Patri)