Quinto Domingo de Tiempo Ordinario: Antífona de la Comunión

Salmo 106, 8.9

Demos gracias al Señor por su misericordia
por las maravillas que hace en favor de su pueblo
porque da de beber al que tiene sed
y les da de comer a los hambrientos.
(Salmo 106, 8.9)